Tel: 91 733 71 40 -

Consejos para conducir bien una moto clásica o antigua

Consejos para conducir bien una moto clásica o antigua

En plena fiebre por lo vintage, las motos no se escapan de esta tendencia. La restauración de motos clásicas en Madrid centro nos introduce en el universo de aquellas máquinas de hace veinte, treinta, o más años que poblaban nuestras carreteras.

Uno de los puntos principales dentro de la restauración de motos clásicas en Madrid centro pasa por aumentar la seguridad. La mayor parte de las motos antiguas tenían neumáticos con cámara. Es necesario cambiar las gomas porque la circulación y el parque móvil en 2016 ha aumentado considerablemente respecto a la fecha de fabricación de estas motos.

Notaremos muy "calmaditos" los motores de cuatro tiempos de aquella época. Estos, no tienen nada que ver con los de dos tiempos, duros y complicados para una conducción normal, lo que les aleja de ser usados en excursiones y viajes para contemplar el paisaje.

La suspensión y la posición de conducción varían mucho entre unas motos y otras. Antiguamente en cuanto se alcanzaba una determinada velocidad se perdía la sensación de seguridad y eso ahora no pasa. La posición del piloto ahora está más integrada: piloto y moto son uno. Hace años eso era impensable.

El cambio de marchas también es muy diferente, el recorrido de las mismas cuando se cambia de velocidad es más brusco y más manual que el cambio en las motos modernas, más ligero, ágil y con menos esfuerzo físico.

Frenar es otra opción que la notaremos diferente. Si la moto clásica que conducimos tiene discos de freno, nos costará mucho esfuerzo accionar la maneta porque habrá que aplicar mucha más fuerza que actualmente. Si hay que frenar una moto con tambor, experimentaremos sensaciones desconocidas para los moteros del Siglo XXI.

En Motos Ángel Díaz trabajamos y adaptamos motos clásicas a los tiempos actuales para que disfrutes de la conducción de estas máquinas maravillosas.